• ¿Por qué los adolescentes son rebeldes?

    30

    May

    ¿Por qué los adolescentes son rebeldes?

    Visitar a tiempo a un psicólogo para adolescentes en Cáceres probablemente sea lo que necesita tu hijo para evitar que la rebeldía, una actitud muy común y normal en chicos de edades comprendidas entre los 14 y los 18 años, se convierta en una posición destructiva por no haber sido encauzada en su debido momento.

    Hay numerosos estudios que demuestran que la mayoría de las personas no alcanza la madurez cerebral hasta cumplir 25 años. Antes, durante el proceso de desarrollo, los neurotransmisores ejercen una influencia determinante en el comportamiento, que favorece que aparezcan una serie de conductas directamente ligadas a las emociones. Estas, en muchos casos, se traducen en actos de rebeldía contra la autoridad o lo establecido.

    La dopamina, la adrenalina, la norepinefrina, la serotonina, la testosterona o la endorfina aparecen en niveles muy elevados y, en algunos casos, pueden llevar a tu hijo a realizar actuaciones que, por inconsciencia, puedan entrañar una serie de riesgos para sí mismo. Por eso, en situaciones extremas es recomendable visitar a un psicólogo de adolescentes en Cáceres para ayudar al menor a entender e interpretar su realidad y, de esta forma, corregir determinadas actitudes dañinas.

    Si tu hijo se muestra especialmente agresivo, por ejemplo, piensa que tal vez tenga un exceso de testosterona. Y si comete demasiadas imprudencias y se salta las normas, igual es empujado por la adrenalina. Ten en cuenta que está atravesando por un proceso de formación y desarrollo en el que se está forjando su personalidad.

    Así que no pierdas la esperanza ni la calma y ven a vernos a nuestro Centro De Atención A La Infancia Y A La Adolescencia. El equipo de profesionales que ponemos a tu servicio te ofrecerá una atención personalizada y eficaz que servirá a tu hijo para entender la etapa por la que pasa y aceptar con serenidad todos los cambios.

  • ¿Cómo prevenir la depresión en la adolescencia?

    2

    Apr

    ¿Cómo prevenir la depresión en la adolescencia?

    La depresión en los adolescentes es una de las causas más habituales por las que se acude a un psicólogo de adolescentes en Cáceres. La depresión adolescente puede afectar en muchos aspectos de la vida de una persona.

    Esta depresión es un problema muy serio de salud, como cualquier otro, y por lo tanto es necesario que ante cualquier indicio acudas a un psicólogo de adolescentes en Cáceres.

    Para que tu hijo tenga menos posibilidades de contraer una depresión, es aconsejable que:

    Le brindes apoyo incondicional: deberá existir una relación entre padre e hijo sólida, de manera que se eviten malas situaciones que influyan en la aparición de depresiones. Para ello, reserva una parte de tu tiempo a dedicarlo a él: ayúdale a que muestre sus sentimientos; elogia sus virtudes, del tipo que sean, académicas, deportivas, etc., y cálmalo cuando se sienta frustrado o enfadado.

    Fomenta la amistad y el apoyo: ayuda a tu hijo a relacionarse positivamente con otras personas, es decir, que haga buenos amigos que le ayuden a mantener interacciones positivas. Esto se puede hacer mediante la práctica de algún deporte, en el cual su autoestima se vea aumentada y cuente con una mayor red de apoyo social.

    Eso sí, debes tener cuidado con las relaciones personales que tenga tu hijo, ya que las primeras citas, los primero amores, etc., suelen ser un principio típico de la aparición de depresiones en esta edad.

    Incítale a practicar actividades físicas: esto hará que el adolescente reduzca su ansiedad y vea sus posibilidades de tener depresión más reducida. Recomiéndale realizar ejercicio por lo menos una hora diaria con actividades aeróbicas, como andar, correr y saltar o bien actividades de levantamientos de pesas, por ejemplo.

    Si tienes un adolescente en casa y no basta con estas recomendaciones, acude a nuestros expertos en Centro De Atención A La Infancia Y A La Adolescencia.

  • 5 indicios de acoso escolar en niños

    31

    Ene

    5 indicios de acoso escolar en niños

    Más de un 5 % de los niños y niñas en nuestra sociedad actual han tenido alguna vez un episodio de bullying en su vida. El acoso escolar en Cáceres es un problema grave que sigue muy presente en los colegios y centros donde acuden a diario niños para aprender y formarse para su futuro.

    Según un informe de la Confederación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) solo uno de cada tres menores son capaces de transmitir que sufren acoso escolar a sus familias. Por ser diferente, por ser más listo, el elegido por el profesor, o por ser igual que el resto, el acoso escolar en Cáceres es un hecho real y hay varios indicios que nos dicen si nuestro hijo está sufriendo esto. La detención temprana de esta práctica puede ayudar al menor a poseer daños psicológicos graves y permanentes.

    - Cambios en su comportamiento habitual, como no querer salir con sus amigos, estar triste o mostrar cambios de humor repentinos por cualquier cosa que sucede en casa.

    - Síntomas psicosomáticos que pueden parecer derivados de un malestar físico pero que tienen un origen psicológico. Algunos de ellos son mareos, molestias gastrointestinales, dolores de cabeza, sensación de asfixia u opresión en el pecho...

    - Signos físicos: pérdida habitual de material escolar o enseres personales, pide más dinero de lo normal a los padres o tiene más rasguños o moratones de lo general en un menor.

    - El móvil, un gran revelador. Actualmente un indicio claro es el ciberacoso, si nuestro hijo se pone nervioso cuando utiliza su teléfono.

    - Bajo rendimiento escolar: un cambio repentino en las notas o comportamiento en clase también es una llamada a la atención sobre el acoso escolar.

    En el Centro De Atención A La Infancia Y A La Adolescencia contamos con profesionales que pueden ayudar a los niños a superar este tipo de situaciones de manera más llevadera.

  • El ciberacoso, otra forma de 'bullying'

    27

    Dic

    El ciberacoso, otra forma de 'bullying'

    Enfrentarse al acoso escolar en Cáceres sigue siendo una prioridad, y para ello debes saber cómo prevenirlo y conocer todas las formas de bullying que afectan a los niños y adolescentes que de alguna forma sufren estas prácticas. En los últimos años, con la evolución de las nuevas tecnologías y la implantación de los smartphones o las redes sociales, el ciberacoso o ciberbullying ha ido tomando forma hasta convertirse en un fenómeno al que hay que dar la importancia necesaria.

    El ciberacoso se trata del uso de las nuevas tecnologías para ejercer el acoso psicológico a una persona o grupo de personas. Se realiza mediante la interacción virtual con la intención de dañar, vejar o divulgar información confidencial o falsa, entre otras prácticas. Una foto, un comentario, un vídeo o cualquier contenido puede ser motivo o desencadenante de ciberbullying, sean emitidos con esa intención o utilizados por un tercero para amenazar, humillar o molestar a otra persona.

    Como puedes suponer, el ciberacoso es especialmente grave debido al posible anonimato del acosador, la adopción de roles imaginarios en internet y la inmediatez de la red, por lo que la víctima puede sentir mayor indefensión que ante otro tipo de agresiones. Por ello, se deben tomar las medidas adecuadas para frenar estas prácticas de acoso escolar en Cáceres.

    Las víctimas de ciberacoso pueden presentar un descenso en el nivel de autoestima, inseguridad y pueden llegar incluso a culparse de la situación. Si se intensifica y se prolonga en el tiempo pueden presentarse síntomas de depresión o fobia social. La falta de asistencia a clase, reducción del rendimiento escolar, abandono de actividades, apatía o cambios en las costumbres alimenticias pueden ser algunos indicios.

    Una comunicación fluida será en este caso esencial. Si tienes alguna duda, en el Centro De Atención A La Infancia Y A La Adolescencia contamos con especialistas que podrán ayudarte con todo lo que necesites.

  • Qué hacer si descubres que tu hijo es bully

    28

    Nov

    Qué hacer si descubres que tu hijo es bully

    Cada vez hay más casos de acoso escolar en Cáceres. Siempre se menciona al menor que sufre el bullying en el colegio, pero detrás de cada caso hay otro niño o adolescente que es el responsable de llevarlo a cabo.

    El acoso escolar en Cáceres es un verdadero problema, tanto para el menor que lo sufre como para el menor que lo inicia. Por ello, si ves que tu hijo puede ser el responsable de este tipo de acoso, debes ponerte manos a la obra.

    Estos son los aspectos que deberías tener en cuenta en caso de que tu hijo sea el bully:

    - Si se trata solamente de dudas, lo mejor es comenzar con un periodo de observación de la relación que tiene con otros compañeros de colegio y vecinos.

    - En caso de que confirmes tus sospechas, lo primero es consultar con un especialista infantil que pueda evaluar a tu hijo adecuadamente y asesorarte sobre los pasos a seguir.

    - Es vital hablar con tu hijo sobre valores como la solidaridad, la empatía, el respeto y la tolerancia, con ejemplos claros que le hagan entender la importancia de los mismos.

    - No se debe recurrir a la violencia para resolver el conflicto, pues es precisamente la violencia la que ha llevado a tan complicada situación. Se debe apostar por el diálogo.

    - Es importante mantener una postura familiar firme y unida de rechazo ante la actitud de tu hijo, donde todos los miembros vean el problema con la misma perspectiva.

    - También se debe ir a la víctima e intentar, en la medida que se pueda, reparar los daños. Tu hijo debe tomar responsabilidad sobre lo que ha hecho.

    En Centro De Atención A La Infancia Y A La Adolescencia contamos con los mejores profesionales especializados en este campo para ayudarte con todo lo que necesites. Somos un espacio multidisciplinar donde los menores encontrarán la solución a sus problemas.

  • Indicios de problemas mentales en niños: debes estar atento

    31

    Oct

    Indicios de problemas mentales en niños: debes estar atento

    Como consulta de psicología para niños en Cáceres sabemos que son muchos los indicadores que pueden hacer sospechar en una casa problemas psicológicos en hijos pequeños, así que en esta ocasión hemos seleccionado cuatro muy fáciles de detectar. Toma nota:

    - Tendencia a la autolesión. Si un niño o niña intenta generarse heridas o golpear su cabeza contra objetos duros es razón suficiente para acudir a un centro de psicología para niños en Cáceres. La autolesión suele tener bastante que ver con una incapacidad para gestionar de forma adecuada el estrés, lo que le lleva a producirse dolor para distraerse de otros pensamientos todavía más desagradables.

    - Cambios de humor repentinos. Los cambios de humor radicales también suelen ser indicadores claros de enfermedad mental, sobre todo si no es posible relacionarlos con sucesos objetivos que estén ocurriendo.

    - El rechazo de la propia apariencia. La no aceptación del propio cuerpo puede ser un síntoma de enfermedad mental en niños y niñas. Normalmente, las quejas acerca del propio peso son indicador e indicio de desórdenes alimenticios en desarrollo si son persistentes y tienen implicación directa con la cantidad de comida que admiten.

    - Explosiones de violencia. Las explosiones de ira, que en Centro De Atención A La Infancia Y A La Adolescencia estamos preparados para tratar, son fruto de un desajuste neuroquímico en el sistema nervioso que tiene consecuencias en el estado de ánimo, o, visto desde otra prisma, pueden ser el resultado de un patrón que ha sido aprendido de manera involuntaria a pesar de no ser positivo.


  • Aprender jugando

    3

    Oct

    Aprender jugando

    Los centros especializados en psicología para niños en Cáceres son muy conscientes de que el juego puede ayudarte a la hora de educar a los más pequeños de la casa.

    El tiempo libre es el momento de disfrute, de ocio, que los niños y niñas más agradecen y disfrutan. Aprovechar esos momentos lúdicos para mostrar a tus hijos normas de comportamiento y valores te ayudará y te servirá para interactuar con ellos en un entorno más relajado.

    Hasta los centros especializados en psicología para niños en Cáceres se acercan muchos padres que tienen problemas a la hora de lograr que sus hijos realicen determinadas rutinas en el hogar.

    Recoger la habitación, mantener unos hábitos en la mesa o ampliar la variedad de alimentos que consumen probando nuevos sabores son algunos de los motivos que pueden ocasionar discusiones e incluso castigos.

    Una forma de lograr que tus hijos te obedezcan y realicen aquellos encargos que les mandas consiste en crear un ambiente lúdico alrededor de dichas peticiones.

    Utiliza el juego como herramienta para inculcarles los hábitos que deseas que vayan adquiriendo. Por ejemplo, si quieres que pongan el menaje en la mesa antes de la comida, puedes incentivarlo como si fuese un concurso y controlarles el tiempo. Igualmente si se trata de que la recojan. Para darle más emoción, anota los resultados en una pizarra y compara, junto al pequeño, las mejoras en los tiempos en días sucesivos.

    Si deseas que organice su habitación puedes dejar una nota y, como si fuese el mapa de un tesoro, marcas cada lugar que debe limpiar haciendo un recorrido. No olvides incluir un pequeño premio al terminar el camino señalado.

    Desde el Centro De Atención A La Infancia Y A La Adolescencia te sugerimos que disfrutes del juego junto a los pequeños de la casa.

  • El acoso escolar, asignatura pendiente para este nuevo curso

    1

    Sep

    El acoso escolar, asignatura pendiente para este nuevo curso

    Empezamos el mes de septiembre y nuestros hijos comienzan un nuevo curso. Y volvemos a enfrentarnos al acoso escolar en Cáceres. Lo que para algunos será volver a una rutina de clases, exámenes y lecciones, para otros puede significar volver a enfrentarse a una pesadilla que irá empeorando día tras día, ya que se trata de un problema que está mucho más presente de lo que podemos llegar a imaginar.

    No tenemos ninguna duda de que el acoso representa un grave problema, y en ese sentido, es importante tratar de ofrecer algunas soluciones para conseguir que el paso de nuestros hijos por el colegio o por el instituto esté lleno de buenas experiencias relacionadas con el aprendizaje. ¿El objetivo? Erradicar el acoso escolar en Cáceres y evitar las secuelas que ésto puede dejar en nuestros hijos.

    Uno de los pasos más importantes es la detección. Ser conscientes de que nuestro hijo sufre acoso en el colegio implica conseguir que las secuelas que causa este grave problema se minimicen y se eviten. También es fundamental contar con profesionales dedicados a tratar esas secuelas derivadas del acoso: estrés infantil, depresión, fobias...

    Pero sin lugar a dudas, la mejor manera de ayudar a nuestros hijos, empieza en nosotros mismos. Ante casos de acoso escolar, los padres debemos aprender cómo podemos reaccionar. Ellos necesitan saber que nos hacemos cargo de la situación, manteniendo la calma, hablando con el centro donde estudian, fomentando su autoestima, hablando con ellos para enseñarles a resolver distintos problemas o sencillamente ayudándoles a expresar lo que les está pasando.

    En el Centro De Atención A La Infancia Y A La Adolescencia podemos darte las claves que te harán conseguirlo. No dudes en preguntarnos. Entre padres y profesionales conseguiremos que este año el acoso escolar deje de ser una asignatura pendiente.

  • Conocemos la vía más adecuada para no llegar al fracaso escolar

    1

    Ago

    Conocemos la vía más adecuada para no llegar al fracaso escolar

    Cada vez hay más abandono de estudios y, por tanto, el fracaso escolar es cada vez más alto. En nuestro centro de formación y psicología para niños en Cáceres creemos que este asunto debe ser prioridad para cualquier país y gobierno, sobre todo para saber tratar a los alumnos según sus necesidades. Analicemos algunos de los motivos de este ‘fracaso’ para todos:

    - Dificultades propias de los alumnos: el elevado porcentaje de supuestos de fracaso escolar se debe en gran medida a dificultades como la dislexia o el famoso déficit de atención, con o sin el problema complementario de la hiperactividad. De ahí la importancia de que se detecten a tiempo y se tomen las medidas necesarias para controlarlos, como por ejemplo traer a tu hijo a nuestro centro de apoyo al estudio y psicología para niños en Cáceres. 

    - Dificultades socioeconómicas: hay que destacar que varios estudios que apuntan a una relación directa entre la posición socioeconómica de las familias y el rendimiento de los niños en el colegio. Gracias a centros de apoyo al estudio como el nuestro, Centro de Atención a la Infancia y a la Adolescencia, no tendrás este problema: nuestros precios son muy competitivos.

    - La falta de comunicación e interacción entra familia y escuela. Se debe actuar conjuntamente creando un sólido equipo educativo.

    - Hay veces que la selección y formación del profesorado no es exigente, algo que de alguna forma ayuda a la crisis de autoridad que en tantas ocasiones se está viviendo últimamente en las aulas.

    En cualquier caso estos problemas o dificultados son personales e individuales, razón por la que en nuestro centro contamos un cuadro de profesionales especializados exclusivamente en el apoyo escolar. ¡Ven con tu hijo a conocerlos!

  • La ansiedad infantil, una enfermedad cada vez más común

    4

    Jul

    La ansiedad infantil, una enfermedad cada vez más común

    En nuestro centro de psicología para niños en Cáceres podemos constatar que patologías asociadas a los adultos también aparecen en los niños.

    Como expertos en psicología para niños en Cáceres hemos observado que la ansiedad ha aumentado muchísimo en edades tempranas durante los últimos años. Por ello queremos hablarte sobre este trastorno en la infancia, y darte las pautas para resolverlo.

    La ansiedad es algo que todo ser humano tiene, ya que es un mecanismo fisiológico que se activa a modo de alerta o para indicarnos peligro. De hecho, es bueno tener un cierto grado de ansiedad ante algunas circunstancias. Pero cuando esta respuesta es desproporcionada en intensidad o se produce sin ningún estímulo, podemos decir que tenemos un problema.

    La ansiedad, por lo tanto, puede manifestarse en cualquier etapa de la vida como patología. En niños aparece y evoluciona a la par que las funciones comunicativas del pequeño.

    En los primeros momentos se manifiesta con miedos incompresibles, llanto inmotivado, hiperactividad o mala autogestión emocional en los momentos de separar al niño de sus padres.

    Conforme se acerca la adolescencia, se acentúan síntomas físicos como las cefaleas o las náuseas. En otro plano aparecen supersticiones que pueden dar lugar a rituales irracionales, se abre una etapa de déficit de atención, estallidos de carácter y cierta ineficacia coordinativa. 

    No obstante, no debes erigirte en doctor si surge alguno de estos problemas. 

    Un especialista determinará en primer lugar si realmente tu hijo tiene algún trastorno, ya que en muchas ocasiones durante el proceso de crecimiento hay picos de ansiedad. En caso de ser así, tendremos que determinar si tu hijo padece realmente ansiedad, o si esta es una manifestación o síntoma de alguna otra patología.

    En Centro de Atención a la Infancia y a la Adolescencia te proporcionaremos la ayuda que necesites para que tu hijo pueda superar la ansiedad.

  • Tratamiento de los miedos en la infancia

    6

    Jun

    Tratamiento de los miedos en la infancia

    A las tormentas, los perros, los espacios cerrados, la oscuridad, etc. Todos estos miedos son tratados en las consultas de psicología para niños en Cáceres. Todos hemos sido niños y cualquiera de nosotros ha sufrido en primera persona esas angustias de las edades tempranas.

    Hasta los dos años, la oscuridad y separación física de las figuras del padre y/o de la madre protagonizan la mayoría de los episodios relacionados con estos miedos. Entre los 3 y 5 años, se incorpora el miedo a las personas desconocidas y al daño físico. Entre los 6 y 8, los seres imaginarios son el detonante; al igual que las tormentas o un clásico en las consultas de psicología para niños en Cáceres, la soledad. Por último, entre los 9 y 12, aumentan los casos de miedo a los exámenes y las relaciones sociales.

    Los expertos coinciden en que hay que empezar a preocuparse cuando la respuesta del niño es excesiva o se produce un malestar físico, que se puede manifestar con náuseas, vómitos, dolores de cabeza e, incluso, desmayos.

    Y ¿cómo deben actuar los padres? Sin duda, la respuesta a esta pregunta del millón la hemos escuchado cientos de veces: haciendo frente a ese miedo y -esto es muy importante- nunca hay que castigar, reñir o ridiculizar al menor cuando no se atreve a hacer alguna cosa por culpa de sus miedos. Al contrario, hay que estimular y alabar los pequeños avances que vaya logrando.

    En el Centro De Atención A La Infancia Y A La Adolescencia trabajamos en el diagnóstico, la detección, el asesoramiento y la orientación cuando surgen estas patologías infantiles. Nuestros profesionales llevan más de diez años trabajando en este centro pionero en la ayuda a niños y adolescentes. Esperamos que acudas con tus niños. Hazlo sin ningún miedo y ellos se beneficiarán. 

  • ¿Es posible detectar un caso de acoso en el colegio? (I)

    7

    May

    ¿Es posible detectar un caso de acoso en el colegio? (I)

    En nuestro centro psicológico estamos especializados en la atención a niños y adolescentes. Algunos de los casos que hemos tenido que tratar son los de acoso escolar en Cáceres. Estas situaciones pueden resultar muy peligrosas si no se tratan como es debido y, especialmente, si no se atienden a tiempo. Por eso queremos aprovechar esta nueva entrada para explicarte algunas señales que pueden mostrarte si tu hijo o algún menor está sufriendo acoso en el colegio.

    El cambio de comportamiento es algo habitual en estas situaciones. No obstante, algunos síntomas se pueden confundir con los comportamientos habituales de la adolescencia. Pero es muy común que el menor no quiera ir al colegio, que esté nervioso cuando tiene que ir, que falte a clase o que vuelva en cuanto pueda. Es muy común también que deje de salir o hablar con los amigos de siempre, o que abandone sus aficiones, así como los cambios de humor y las malas contestaciones.

    Hay signos físicos que también debemos vigilar. La rotura o la pérdida del material escolar o de la ropa, así como pedir dinero a los padres (para dárselo a los acosadores), pueden ser unos ejemplos claros de este tipo de situaciones en la que se está sufriendo acoso.

    En caso de que hayas notado que uno de tus hijos o algún menor muestre alguna de estos síntomas te aconsejamos que hables con un profesional cuanto antes. Recuerda que nosotros contamos con experiencia en casos de acoso escolar en Cáceres y podemos ayudar a menores de diferentes edades.

    En el Centro de Atención a la Infancia y a la Adolescencia también disponemos de personal especializado en apoyo al estudio y estimulación escolar. Es decir, atendemos a menores que están teniendo problemas en el aprendizaje. 


  • ¿Puedo detectar si mi hijo es hiperactivo?

    4

    Apr

    ¿Puedo detectar si mi hijo es hiperactivo?

    Por la experiencia que tengo como psicólogo de adolescentes en Cáceres se que durante los primeros años del colegio, generalmente antes de que el niño cumple los 7 años, muchos niños empiezan a tener síntomas de hiperactividad como son la falta de concentración, problemas en el aprendizaje, etc.

    Es muy importante que sea un psicólogo experimentado quien determine si realmente estamos ante un déficit de atención e hiperactividad, o como también se le conoce TDHA. Los padres muchas veces dudan de si están ante un niño hiperactivo y por eso es importante analizar detenidamente la situación: observar si se dejan llevar por impulsos, si les resulta casi imposible poder prestar atención a una sola cosa o si les cuesta mucho poder concentrarse.

    Cualquier psicólogo de adolescentes en Cáceres te explicará que el TDHA no es fácil de diagnosticar. Sobre todo, porque muchas veces padres y profesores tienden a confundir a un niño con déficit de atención e hiperactividad con niños más traviesos, revoltosos, nerviosos, etc. Por eso, los especialistas señalan la importancia que tienen los profesores en dar la voz de alarma, porque es durante las horas de colegio cuando suele ponerse de manifiesto esta hiperactividad. Una clase en la que hay un niño hiperactivo se reconoce porque el pequeño interrumpe con frecuencia al profesor o a los compañeros, se levanta del pupitre y le cuesta quedarse quieto y no es capaz de mantener la atención durante el tiempo que dura la explicación, entre otros síntomas.

    Si crees que tu hijo puede ser hiperactivo ven al Centro de Atención a la Infancia y a la Adolescencia para que te ofrezcamos soluciones y expliquemos cómo debemos trabajar terapeutas, padres y educadores. 

  • Los problemas de la adolescencia

    31

    Mar

    Los problemas de la adolescencia

    Durante la adolescencia muchos padres se preocupan por el comportamiento de sus hijos. En muchos casos se opta por acudir a un psicólogo de adolescentes en Cáceres.

    Una actuación temprana de un psicólogo para adolescentes en Cáceres ayuda al desarrollo. Durante la adolescencia los problemas más comunes son:

    - Ansiedad. El adolescente es nervioso por naturaleza debido a los frecuentes cambios en su entorno. Un alto nivel de ansiedad no es bueno para lograr unos buenos resultados académicos. Las crisis de ansiedad son bastante comunes entre los adolescentes.

    - Estrés. Los adolescentes con problemas de adaptación no saben combatir el estrés, manifestando una serie de conductas desproporcionadas. Suelen derivar en vandalismo y conductas temerarias.

    - Agresividad. El adolescente, al sentirse solo y vulnerable, desarrolla un mecanismo de defensa, esto lo puede llegar a convertir en una persona agresiva.

    - Manías y obsesiones. Las pequeñas manías comienzan a ser problemáticas cuando son llevadas al extremo, sintiendo una imperiosa necesidad de realizar una acción que no puede pararse.

    - Depresión. Es muy común que el estado de ánimo de un adolescente sea la depresión. Son demasiados cambios que asumir en un periodo corto de tiempo. Una señal que nos indica la depresión es un cambio de comportamiento repentino.

    - Anorexia. Cada vez más común entre las jóvenes. Es un trastorno que se caracteriza por el rechazo a los alimentos y a su propio cuerpo, teniendo una imagen distorsionada del mismo.

    -Bulimia. Es un trastorno de la alimentación, en el cual la comida y el peso se transforman en obsesiones. El bulímico tiende a realizar atracones de comida para posteriormente provocarse el vómito.

    En el Centro De AtenciÓn A La Infancia Y A La Adolescencia llevamos 10 años de experiencia como centro interdisciplinar. Trabajamos en el asesoramiento, la detección, la orientación, el diagnóstico y el tratamiento de patologías y trastornos. Trabajamos con menores y también con las familias que necesiten resolver sus conflictos.