Se orienta tanto a la prevención como a la detección precoz de las alteraciones del desarrollo infantil (TEA, retrasos madurativos). Proporcionamos los recursos necesarios para maximizar las capacidades del niño, favorece los avances en el aprendizaje y la generalización a contextos naturales.

El objetivo principal consiste en proporcionar herramientas que ayuden al niño a alcanzar paulatinamente las habilidades y capacidades que se encuentran en déficit. Aportando todos los mecanismos convenientes de adaptación y eliminación de barreras de forma que el niño pueda ajustarse a sus necesidades. 

Los logros se consiguen despacio y pasito a pasito. 

La estimulación temprana ayuda al desarrollo neuronal, ya que es en los primeros 18 meses de vida cuando el cerebro más se desarrolla y aprende a más velozmente, por eso es muy importante que la estimulación se aplique lo antes posible y la prolonguemos hasta los 6 años. 


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted