Cuando hablamos de un problema psicológico en la infancia y/o adolescencia, hacemos referencia a aquellos problemas que pueden afectar al desarrollo social, emocional y cognitivo del niño; pero también a la relación que se establece entre el niño y sus padres, repercutiendo en el funcionamiento social, familiar y académico.

Los niños, en las primeras etapas de su vida, van moldeando su personalidad y se van enfrentando con diferentes retos que deben ir superando con la ayuda de sus padres. 

Hay veces que esos retos se hacen muy grandes para los niños, o los padres no son capaces de dar con la solución correcta produciéndoles diferentes alteraciones (emocionales, del estado de ánimo, conductuales…), que convienen ser tratadas. 

Si te dices “no sé qué hacer” muchas más veces de lo que quisieras oír, es el momento de acudir a un profesional que te de respuestas.




Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted